Archivo de la etiqueta: invertir

La importancia del flujo de efectivo

Tweet: Si entiendes el flujo de efectivo puedes generar ingresos aunque no trabajes: http://ctt.ec/sxTn6+ @GustavoDost

Es muy importante de donde viene tu dinero. No es lo mismo el ingreso proveniente de una inversión que el flujo de efectivo proveniente de tu trabajo. Entender esta pequeña diferencia puede cambiar tu vida financiera.

Los pobres y la clase media reciben sus ingresos del trabajo. Los ricos reciben sus ingresos negocios e inversiones. ¿De dónde recibes ahora mismo la mayor parte de tus ingresos?

Si logras cambiar tu flujo de efectivo, es porque has mejorado tu inteligencia financiera.

El cuadrante del flujo de efectivo de Kiyosaki

La importancia del flujo de efectivo

Lo que nadie te cuenta sobre los fondos de inversión

Tengo varios fondos de inversión, de hecho fueron mi primera inversión. Pero hay cosas sobre estos productos que nadie te cuenta. Sin embargo si las tienes en cuenta, puedes sacar un gran beneficio de esta inversión.

Estos dos videos te explican cómo elegir un buen fondo de inversión en el cual invertir.

El lado oculto de los fondos de inversión

Consigue el mejor fondo de inversión posible

Inversión activa o inversión pasiva

Primero he de confesarte que tengo dos planes de pensiones y un fondo de inversión (inversión pasiva). Pero las ganancias no se encuentran en estos sistemas de inversión. Mis verdaderas ganancias han venido de negocios en Internet y propiedades inmobiliarias.

Diferencias entre inversión pasiva e inversión activa

En la inversión pasiva uno entrega una cantidad fija y mensual a un fondo de inversión o un plan de pensiones. Me gusta la inversión pasiva, porque es una forma de crear un capital y tener algo más de seguridad financiera.

Cuando vayas al banco a pedir un préstamo para alguna inversión, podrás dar prueba de tu inteligencia financiera enseñando tus inversiones pasivas.

También es genial porque puedes empezar a invertir tan poco como quieras todos los meses. Cuando inviertes en un fondo de inversión, deseas que el gestor lo haga bien y obtenga una buena rentabilidad para cuanto te jubiles. También esperas que sea honrado y quede dinero para tu pensión.

La inversión activa, exige tu busques tus propios tratos y pongas a trabajar tu cerebro. Dos vehículos geniales para hacer inversión activa, son los negocios por internet y las propiedades inmobiliarias.

Creo que la inversión pasiva tiene un lugar importante en la estrategia de todo el que empieza, porque te permite reunir capital y utilizarlo como colateral para solicitar préstamos hipotecarios o como abales para otras compras.

Lo importante es que para la inversión pasiva es que busques un fondo o plan que tenga pocas comisiones. Un plan indexado puede ser lo ideal. Cuanto antes empieces mejor. Empieza por pequeñas cantidades mensuales y sigue con tu educación financiera hasta que puedas ser un maestro de la inversión activa.

Las grandes sumas de dinero están en la inversión activa, porque puedes negociar precios y promocionar tu activo. Tienes más control, en cambio tienes muy poco control de la inversión pasiva.

Miedo o perseverancia

El miedo nos mueve a hacer cosas estúpidas. Tenemos miedo a perder dinero y a quedar en ridículo. Un activo al igual que un árbol no crece de un día para otro. Te lo digo por experiencia personal, he creado activos y he dejado de persistir por miedo a perder.

El miedo y la avaricia los motores del mercado

En cualquier mercado (acciones, inmobiliario, petróleo, oro, plata, Forex) los motores son el miedo y la avaricia. Pero cuando creas un activo, estos dos motores también hacen su trabajo.

Te doy un ejemplo:

Había ingresado en GVO (venta de alojamiento web) he ingrese 5 personas el primer mes, pero luego todo se hizo más lento. Entonces deje de pagar mi membrecía. Había dejado de hacer cosas por el negocio y aun así seguían ingresando personas en mi dowline. Tuve el negocio abandonado 2 meses por lo menos.

Cuando vi que los resultados seguían llegando, reingrese en la compañía. El dinero seguía llegando poco a poco. Pero había cometido un error de principiante, no se puede abandonar un negocio cuando recién empieza. Ese es el momento en el que tienes que meterle más dinero y más trabajo, para que siga creciendo y se convierta en un adulto que produzca sus propios ingresos pasivos.

El miedo del trabajador

Uno de los miedos de un trabajador es perder dinero. Tiene miedo a que no le paguen. Cuando un empleado hace la transición de empleado a emprendedor y en el primer mes no ve los resultados su primer impulso es dejar el activo que estaba creando. En algún momento va a tener que hacer el cambio de cuadrante o nunca va a recibir un ingreso pasivo.

Para poder recibir un ingreso como empresario o creador de activos hay que vencer el miedo a perder. El miedo a perder ejerce un tremendo control sobre todas las decisiones que toma un asalariado, te lo digo por experiencia. Pero una vez vencido el miedo se empiezan a ver los resultados y las ganancias.

El fracaso es aprendizaje

No siempre se puede ganar y a veces se va a perder. Cada vez que perdemos dinero o quedamos en ridículo, aumenta nuestra experiencia y sabiduría. Se necesita experiencia y sabiduría para crear activos realmente rentables. En la escuela nos programan para evitar los errores. Un buen emprendedor busca los errores, porque se aprende más de un error que de un éxito.

En la escuela el niño que comete más errores es el que repite, en la vida real el que comete más errores y aprende de ellos es el que gana. La clave es aprender de tus errores y crecer desde ahí. Si tienes miedo al fracaso nunca conocerás el éxito como creador de activos.

El precio de aprender a invertir y crear activos

Se trata de un precio que muchas personas no están dispuestas a pagar. Cuando estas invirtiendo te enfrentas a tus temores más recónditos y las ganas de salir corriendo son lo normal. Una persona que no sienta miedo es probablemente un mal inversor. El miedo te avisa y te ayuda a ser prudente, pero una persona con demasiado miedo se queda paralizada y no hace nada.

Aprender a superar el miedo al comprar tus inversiones

Comprar cualquier inversión exige superar el miedo a perder. Creo que el miedo en su justa medida es una protección, pero si uno se deja dominar por el miedo entonces se convierte en una persona paralizada que no hace nada. Una persona que siempre tiene miedo, ni siquiera sale de casa.

Por supuesto, lo que busca un buen inversor es no perder. Pero perder es parte de ganar. Un numero uno como Rafa Nadal pierde partidos, puntos y sets. Y si uno quiere ser un buen creador de activos o inversor también debe aceptar algunas perdidas.

No todos tenemos los mismos talentos y cada uno dentro de sus posibilidades debe aprender a dominarse. Si tienes un talento en algo, trata de centrarte en él y hacer todo lo posible por mejorarlo. Si se te da bien invertir o crear activos aprende cada día un poco mas y hazte un especialista.

Psicología de la inversión

Sin duda el miedo y otras emociones, son temas complejos que no se pueden dominar en un día. Pero uno puede cultivar poco a poco la capacidad de controlar el miedo a perder y la codicia. Es algo muy arraigado por ser un tema cultural.

Nuestra cultura premia a los niños que no cometen errores. A nadie se lo felicita por el esfuerzo, si pierde. Sin embargo, aprender de los errores es imprescindible. Todos tenemos que cometer errores, si queremos aprender. Estudiar, ser humildes y seguir adelante.

Crear un negocio o crear un gran activo

Muchas personas quieren crear un gran activo como un negocio pero no están dispuestas a perder. Como odian perder nunca podrán crear un gran negocio que genere un gran flujo de efectivo. Un activo como un negocio exige tratar con personas y las personas cometen errores. Tratar con personas es el aspecto más difícil de un negocio.

Básicamente hay que perfeccionar los sistemas para que protejan tu activo de los errores humanos, pero esto lleva tiempo y varios dolores de cabeza. Por lo tanto hay que aprender a perder, pero de a poco. No estoy a favor de ser temerario. Es mejor perder poco y recuperarse. Pero sobre todo llevarse lecciones que te pueden generar ingresos por generaciones.

Un error grande y uno pequeño te puede enseñar lo mismo. Perder y ganar solo es parte de un proceso que debes vivir si quieres ser un buen creador de activos o poseedor de inversiones.

¿Cuánto tarda en volver el dinero de tus inversiones?

Un inversor o creador de activos siempre debe preguntarse: ¿Cuánto tarda en volver el dinero? Por ejemplo, si uno invierte en un plan de pensiones, lo más probable es que ese dinero no lo vea en muchos años, en la mayoría de los casos en décadas. Si creas un pequeño negocio en Internet, puedes recuperar la inversión en semanas o pocos meses. A esto se le llama la velocidad del dinero.

Un buen inversor recupera su dinero rápido

A un buen inversor no le gusta tener su dinero parado. Le gusta recuperarlo rápido para que ese dinero pueda ir a otra inversión. Son varios los factores que hacen que recuperes tu dinero rápido:

  1. Tus conocimientos
  2. Tus niveles de energía
  3. Tu trabajo
  4. Tu apalancamiento

La gente prefiere detener o aparcar su dinero en un plan de pensiones o un fondo de inversión porque no necesita conocimientos, experiencia, trabajo o algo parecido. Los planes de pensiones y fondos de inversión no necesitan una gran inversión ni conocimientos sobre finanzas, simplemente entregas tu dinero a un vendedor y este hace lo que mejor le parece. Pero entregar tu dinero a desconocidos puede ser arriesgado.

Es mejor aumentar la inteligencia financiera y tu experiencia. Aumentar tu capacidad de crear dinero de la nada. Todo se trata de ponerse en acción y empezar a crear pequeños activos que metan dinero en tu bolsillo todas las semanas o meses. Cada activo que crees te ayudara a ganar conocimiento y experiencia. Pero hay que empezar por algo.

Quedarse con el activo y recuperar el activo

Este es el verdadero secreto de los creadores de activos exitosos. Te voy a poner un ejemplo para que te resulte sencillo de entender. Yo creo un video en Internet, el coste del dinero es cero o cercano a cero, pero necesito promocionarlo. Porque una cosa es crear algo y otra cosa es que gane dinero. ¿Cómo promociono el video? Escribo artículos en mi blogs y en mis cuentas de Twitter, estos enlaces hacen que llegue una primera oleada de tráfico.

También lo promociono utilizando publicidad de pago en Facebook y Adwords. También le hago SEO, lo que implica algunos gastos. Pero el mayor gasto es mi tiempo. No solo el tiempo de crearlo, la mayoría de las veces la mayor del tiempo se gasta en echarlo a andar. Algunos videos me funcionan y otros no. Es decir a veces pierdo y otras gano, pero siempre aprendo y gano experiencia, algo que la mayoría no puede decir.

Cuando todo va bien, este video puede estar ganando dinero durante años. Yo recupero mi dinero y además me quedo con el video. Puedo llevar mi dinero a otra inversión como una propiedad inmobiliaria. O un negocio en Internet. Por supuesto mi mayor inversión es mi tiempo, por eso trato que cada nuevo que activo que creo sea mejor que el anterior, de manera que me liberen tiempo para estar con mi familia y creando nuevos activos. Se trata de un círculo virtuoso.

Se trata de un ejemplo, el video se convierte en un activo si mete dinero en mi cuenta bancaria aunque yo no siga haciendo promoción. Pero esto ocurre con todos los activos.

El tiempo necesario para crear un negocio rentable en Internet

Lo que muchas personas no comprenden, es que para crear un negocio rentable en Internet, se necesita tiempo. Podrías tener un idea de negocio revolucionaria que creciera a velocidad de vértigo, pero lo normal es que haya que trabajar e invertir mucho antes que un proyecto empiece a ser rentable.

Cinco años para que tu activo crezca

Supongamos que te decides a unirte a una red de mercadeo directo o venta directa en Internet. Haz elegido una buena compañía y empiezas a promocionar tu página de aterrizaje. La mayoría de las personas esperaría tener éxito y empezar a ganar dinero antes de tres meses. Esta idea es irreal. Un negocio es como un árbol que necesita muchos cuidados antes de empezar a recoger su fruto.

Nadie plantaría un árbol he iría a buscar su fruto a los tres meses. Pero esto es lo que hacen algunos emprendedores en Internet, esperan recibir los frutos de su inversión enseguida y por lo tanto pierden el dinero y el trabajo realizado. Es imposible que en ese corto periodo de tiempo puedan ver los resultados de sus esfuerzos.

Si crear un negocio deberías pensar en un periodo de 5 años para esperar que tu producto o negocio empiece a ser realmente rentable y empieces a recuperar tu inversión.

Pensar la empresa

Por eso es tan importante pensar bien en que negocio te estás metiendo antes de lanzarte. El estudio de tu producto e idea de negocio deben ser exhaustivo. Recuerda todo el tiempo y dinero que necesitas invertir para crear un activo en forma de negocio.

Según Robert Kiyosaki uno puede fracasar en tres negocios antes de tener éxito en uno. Por eso, en otro artículo hablaba de lo importante que es aprender a fracasar. Si uno tienen miedo nunca se lanzara y se pierde la oportunidad de aprender lecciones que te podrían hacer ganar mucho dinero como creador de activos.

Pensar la inversión

Si te quedas sin dinero a medio camino, también perderías la inversión realizada. No solo tu valioso tiempo. Si estamos hablando de un periodo largo de unos 5 años entonces es importante tener capital suficiente para no dejar a medio camino la realización de tu idea de negocio.

A veces lo que inviertes, es más de lo que ganas, sobre todo al principio, por eso es tan importante tener una cantidad realista de capital o reinvertir todo el flujo de efectivo que produce tu negocio.

Lo que queda claro es que crear un activo como un negocio, no es para gente que busca ganancias rápidas. Crear un negocio es para gente que busca sembrar y cosechar a su debido tiempo. Todo depende del esfuerzo y la destreza que tengamos a la hora de crear un negocio.

Cada vez que alguien ofrece ganancias rápidas, es posible que también quiera estafarte. Las ganancias rápidas solo existen en la mente del vendedor de una inversión.