Huye del perfeccionismo

Un emprendedor no puede ser perfeccionista, porque el perfeccionismo paraliza. Y un creador de activos toma decisiones rápido y si se equivoca cambia de rumbo aun más rápido.  Lo que buscamos es un producto que sirva de la mejor manera posible a nuestros clientes.

El perfeccionismo es el enemigo del emprendedor

Para los humanos la perfección no es una meta realista. Nos equivocamos y cometemos errores. La clave es seguir mejorando continuamente la experiencia del cliente de nuestros productos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s